The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

The Nativos: She belongs to me (1986), Twins

Allá por mediados de los ochenta en el panorama musical español se vislumbraban bandas más poperas que otra cosa -estábamos en tiempos de la movida-, junto a buenos grupos convivían verdaderas petardadas, y fue justo ahí cuando en 1985 aparecen The Nativos, un supergrupo que sonaba a Garaje y a Revivalismo guitarrero, en una onda mucho más americana. Por entonces un amigo mío, Ángel Cañamero, volvía de la capital después de haber hecho varios bolos con su banda, The Mammy Daddy´s (algún día les dedicaré este espacio) y me volvió loco hablándome de una banda que había visto tocar por allí. Eran The Nativos, lo que entendemos como un supergrupo, ya que la mayor parte de sus miembros tenían sus aventuras paralelas. El alma mater de la banda era Esteban Hirschfeld, prolífico músico de acompañamiento de gentes como Nacha Pop, Los Rápidos o Gabinete Caligari. Para la formación reclutó a L.M. García Villalpando, Jimmy; Antonio Fidel (Los Rápidos), Santi Agudo (Ciudad Jardín) y Alfonso Lantero (Los Pistones). El disco contó con la producción de lujo de Paul Collins (Paul Collins Beat), otro enamorado del Pub-Rock y de los sonidos de la Nueva Ola. La grabación se realizó en los míticos estudios Track, bajo la supervisión de Paco Martín, gerifalte de la independiente Twins. Digo todo esto porque fue una verdadera lástima que un buen grupo como éste tan sólo editara un Flexi-Disc de siete pulgadas en Rock de Luxe y este Maxi de cuatro canciones, de las que tres son versiones. Un gran talento absolutamente desaprovechado ya que podrían haber continuado una buena carrera creativa, de no ser por la indolencia de su compañía a la hora de promocionar al grupo. Pero ésa hubiera sido otra historia. El Retro-Visor de este sábado tiene el gusto de compartir con vosotros este Maxi impresionante que me gustó desde que lo oí, ya que se alejaba un puntito del panorama de la movida que, dicho sea de paso, empezaba a mostrar síntomas de cierto agotamiento. El tema que da título al disco, She belongs to me, es una versión de Dylan, enésima adaptación de una melodía dylaniana al lenguaje rockista, medio tiempo marcado por una batería machacona (dichosa costumbre de darle ese punto excesivo de reverb a las cajas en los ochenta, las desnaturalizaba), y la voz stoniana de Jimmy contrapunteada por los acordes de teclados de Esteban. Gran version. I can only give you everything es un cover de The Haunted, igualmente impecable, teclados y guitarras rivalizan en un intenso primer plano con la voz de Jimmy adoptando esta vez tonos más cercanos a Iggy Pop. Stop es el único tema propio, composición de Esteban Hirschfeld cantada igualmente en inglés y que resulta ser una canción que nada envidiaría a gentes como The Long Ryders por su dominio del territorio del Nuevo-Rock-Americano, entonces en boga. Para el final he dejado Night time, que no exageraría nada si dijera que iguala en intensidad sonora -si no supera- a la original, popularizada por The Strangeloves. Comienza con una introducción de batería que personalmente me enloquecía, su intensidad garajera es total y culmina con un buen solo de guitarra del Nativo-Adicional José L. Valverde “Botas”. Impresionante. Gran disco este She belongs to me, debut y canto del cisne de una banda que podría haber dado grandes momentos. Por cierto, agradecimiento al blog Sangre Española, donde hemos encontrado el link que funcionaba: gran trabajo y continuad con la tarea.
 

3 octubre, 2009 Posted by | The Nativos | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: