The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

El Legado – TBTCI Loves TFC (TBTCI Records, 2016)

En esa maraña de iniciales del título del post nos encontramos con dieciséis versiones de otras tantas canciones de nuestros protagonistas del último post: los escoceses de Bellshill TEENAGE FANCLUB. Un proyecto liderado por Renato Malizia, autor del blog decano The Blog That Celebrates Itself, quien ideó una sección de discos. Una de sus últimas ediciones fue este TBTCI Loves TFC.

Facebook

9 diciembre, 2016 Posted by | Teenage Fanclub | Deja un comentario

Teenage Fanclub son Eternos – TFC: Here (PeMa, 2016)

Me gusta el último disco de Teenage Fanclub. Mejor dicho: me gusta MUCHO el último disco de Teenage Fanclub. En realidad, casi todo lo que hacen o han hecho me gusta mucho. Siempre he disfrutado con ellos. Los descubrí al comienzo de los noventa. Me han acompañado en la mejor época de mi vida y nunca podría dejarlos de lado. Siempre han facturado buenos discos, con muy pocos altibajos. En los últimos tiempos pensé que quizás iba a perderlos, que habían puesto el piloto automático y que igual ya nada sería igual. Pero no. HERE es un discazo. Un gran trabajo, un gran ejemplo de disco lleno de canciones redondas a los que los de Glasgow nos tenían acostumbrados (qué pena que en los últimos tiempos se prodiguen poco en el estudio); una obra de absoluta madurez preñada de optimismo, de esa espontaneidad algo ingenua que siempre les ha caracterizado (Here se abre con una clara declaración de intenciones: I´m in love). Una obra intemporal que puedes estar oyendo una y otra vez sin temor a cansarte: “I’m alive, one more day, yeah, I’m alive”.
Divididos a partes iguales, los cuatro temas que firman cada uno de sus componentes originales son fácilmente reconocibles por los que les seguimos desde hace tanto tiempo, aunque en este disco, los cortes de Raymond tienden quizás a un cierto escapismo astral que le da un aire muy etéreo a ciertas partes del álbum. Los temas de Norman son realmente increíbles, y rayan a esa altura memorable, y los de Gerry son, como de costumbre, quizás los más melódicos y fácilmente reconocibles por sus armonías perfectas.
Here es el décimo trabajo de Teenage Fanclub, una ocasión perfecta para celebrar ese número tan redondo y tan simbólico. Un álbum de diez que nos muestra a unos TFC en el que probablemente sea su momento cumbre tras sus inmensos legados de los años noventa.


“Like a single-word mantra, Teenage Fanclub‘s tenth studio album, 2016’s Here, is a ruminative, inward-looking album of folk-inflected beauty. Once the ’90s poster children for grungy sweet, ’70s-style rock melodicism, the Scottish outfit centered on singer/songwriters Norman Blake, Gerard Love, and Raymond McGinley has aged into a bittersweet, poetically nuanced entity as connected to its roots as a gorgeously gnarled oak on a stark hillside. Produced by the band in France and at McGinley‘s home in Glasgow, Here has a soft, organic quality that feels unfussed with. Of course, that easygoing vibe belies some obvious craftsmanship, as tracks like the brightly engaging “Live in the Moment” and the sweeping “The Darkest Part of the Night” feature horn and string flourishes. Primarily, the focus onHere, as with most of TFC‘s albums, is the band’s warm vocals and guitar-based hooks that somehow manage to get pleasantly stuck in your head for days. Closing in on 30 years together, “the Fannies” are the Ents of the power pop world. Like Tolkien‘s talking trees, TFC are slow-moving musical giants who come together roughly every five years to craft a set of well-honed songs rife with lyricism, sunlight, and, as in the case of Here, a transcendental sadness. It’s a melancholy accent the band carries throughout much of the album. On the starry-eyed “I Have Nothing More to Say,” Love sings, “Clear me a space, I’m in need of isolation, a warm dark bed to ease my strain.” However, rather than coming off as negative or starkly depressive, the band strike a tone of humble gratitude. On “Hold On,”McGinley sings,”Wake up, I’m alive, one more day, yeah, I’m alive.” Later, he punctuates the affirmation with the deceptively unassuming observation, “I don’t hear much fanfare for the common man these days.” Teenage Fanclub have built a career writing fanfares for the common man and Here is rife with them. These are heartfelt anthems about the transformative nature of everyday love and how a sunny day or sparkling melody can restore your faith in humanity. As Blake sings on the opening “I’m in Love,” “There is pain in this world, I can see it in your eyes, and it’s so hard to stay alive at the edge of the night/ But it feels good when you’re next to me, that’s enough, that’s enough.” Ultimately, forTeenage Fanclub fans longing to live in that transformative pop moment, Here should be more than enough” (All Music)

Facebook / Official / Cómpralo-Purchase

7 diciembre, 2016 Posted by | Teenage Fanclub | Deja un comentario

Teenage Fanclub: Baby Lee, live (from their forthcoming album: Shadows, June 2010, Creation/Merge)

7 abril, 2010 Posted by | Teenage Fanclub | 1 comentario

Teenage Fanclub: Baby Lee (from their forthcoming album: Shadows, June 2010, Creation / Merge)

 

Pues sí, amigos, ésta es una de esas noticias que personalmente me enorgullece ofreceros, ya que en los dos años de existencia de The JangleBox no habíamos ofrecido ninguna novedad del trío de Glasgow. Pues ya tenemos en nuestro reproductor Baby Lee, el adelanto que TFC  y Merge han decidido regalarnos para ir abriéndonos el gusto ante el nuevo lanzamiento de la banda, que está anunciado para el 31 de Mayo en Europa y el 8 de Junio en Usa (ya han pasado cinco años desde su último lanzamiento). No hace falta decir a estas alturas que TFC es mi banda favorita de las últimas décadas, y todo lo que pueda decir sobre ellos será reiterativo y no aportará nada nuevo. Tan sólo decir que, como dice su nota de promoción, cuando cualquier banda se enorgullece de tener un buen compositor o dos a lo sumo, en los de Glasgow se unen tres auténticos talentos creativos, que hacen que TFC sea una de las agrupaciones más respetadas de lós últimos veinte años. Se podrá decir de ellos que no han evolucionado hacia propuestas más arriesgadas, pero es que no les hace falta. Oyendo temas como este Baby Lee nos damos cuenta de que TFC son tan grandes precisamente por éso, por esa honestidad brutal de la que han ido haciendo gala en las dos últimas décadas. Melodías prodigiosas, letras que oscilan entre el lirismo, la melancolía, las relaciones y la cotidianeidad, y sobre todo, esa forma especial de hacer las cosas. Esperamos su nuevo trabajo como agua… de mayo. Puedes hacer clic para oír el Mp3 o pulsar guardar destino como para conservar esta pequeña joya.

Baby Lee

MySpace / Descarga gratuita-Free download

6 abril, 2010 Posted by | Teenage Fanclub | Deja un comentario

Teenage Fanclub: Everything flows (1990); Paperhouse, Matador

Entrevista para SnubTV y posterior actuación en vivo realizando una intensísima versión de Everything Flows.

30 agosto, 2009 Posted by | Teenage Fanclub, Vídeos | Deja un comentario

Teenage Fanclub: Everything flows (1990); Paperhouse, Matador

Para este fin de semana en el Retro-Visor vamos a acabar con la producción musical de Teenage Fanclub durante 1990. Hoy os presento este Everything flows, single del grupo del que ya hemos hablado con anterioridad mencionándolo como el mejor tema de la colección que compuso el primer larga duración de la banda, A Catholic Education (Matador,1990). En esta canción, cumbre de la primera época del grupo, el sonido de la banda resulta ser una especie de mezcla entre los sonidos menos experimentales de My bloody Valentine, Dinosaur Jr. y, por supuesto, su maestro, Neil Young. Su melodía, algo arrastrada, va fluyendo enmedio de una maraña de distorsión y overdrive hasta culminar en uno de los solos más significativos de Raymond McGinley, y la repetición del riff de guitarra y los coros es una especie de mantra repetitivo que no cesa de sonar. El título es una reminiscencia de Heráclito (“todo fluye, nada permanece”). El tema es una composición de Norman Blake, y no suele faltar aún todavía en muchos de sus conciertos. El single se completa con una versión seminal con caja de ritmos de A catholic education, aquí denominada Primary education. Speeder es un instrumental -también con caja de ritmos- que no deja de ser una aportación extra deshechada al primer disco. Y para terminar, una versión de uno de los músicos de referencia de la banda: No cry no tears, del gran Neil Young, una estupenda recreación de un tema impresionante del canadiense, a quien TFC cumplen debida pleitesía, tan sólo aportándole unos cuantos acordes disonantes en algunos de sus versos; gran versión.
“Launching Teenage Fanclub‘s debut album, 1989’s A Catholic Education, the Scottish quartet’s first single, “Everything Flows,” is a sublime piece of melancholia. The churning guitar chord sequence and bittersweet melody served as an auspicious start to a fruitful career for a group that was to produce some of the strongest pop songs of the 1990s. “Everything Flows” compares to some of Dinosaur Jr.‘s and My Bloody Valentine‘s less rocky and/or experimental moments. But more precisely, “Everything Flows” sounds a little like The Beatles as filtered through Neil Young‘s Zuma. And as with many of Young‘s songs, the Fanclub feel free to indeed let the song flow, dragging out a magnificent chord progression that serves as the verse, chorus, and outro. But unlike Young and his star student J. Mascis, Teenage Fanclub doesn’t fill up the space with guitar squalls or over-the-top soloing. Instead, after they have repeated the chorus like a mantra, they cut in a few string bends and a lick or two and let the progression build until its repetition becomes rapturous. The song’s title comes from a quote from the philosopher Heraclitus: “Panta cwrei, ouedei menei” (Everything flows and nothing stays), an idea with parallels in other philosophies and applications in multiple disciplines. The lyrical subject matter of “Everything Flows” offers a personal slant on a common theme for young men writing in their early twenties: people changing and adapting to each other, or failing to do so. “Everything Flows” and A Catholic Education received rave reviews from the make ‘em and break ‘em English rock press. Its critical success led to well-deserved attention on their breakthrough second record, Bandwagonesque, where the band leaned away from the sludgier aspects of A Catholic Education and embraced the more overt pop and harmonies of bands like The Beatles, Big Star, and The Byrds” (allmusic.com)
MySpace

29 agosto, 2009 Posted by | Música, Teenage Fanclub | Deja un comentario

Teenage Fanclub: God knows it´s true (1990); Paperhouse, Matador

23 agosto, 2009 Posted by | Teenage Fanclub, Vídeos | Deja un comentario

Teenage Fanclub: God knows it´s true (1990); Paperhouse, Matador

A estas alturas nadie puede dudar de que Teenage Fanclub se han convertido por derecho propio en uno de los grupos “grandes” no sólo de estas últimas décadas, sino también de toda la historia de la música. Y allá por los principios de la década de los noventa, la banda escocesa daba sus primeros paso, como ya comentamos por The JangleBox hace algún tiempo. Una vez editado su primer Lp, A catholic education (1990), la banda editó en ese mismo año dos Cd-Singles con dos de sus temas más representativos: Everything flows (Single,1990) y este God knows it´s true (Single, 1990); tema con el que la banda iniciaría un pequeño giro estético en su planteamiento sonoro posterior. De la relativa oscuridad y complejidad proto-grunge de su primer disco, el grupo pasaba sutilmente hacia territorios algo más asequibles, donde las guitarras se desembarazaban algo de pedales phaser para darle más volumen al overdrive. Melodicamente, la composición se hacía aún más brillante, una vez superados algunos de sus primeros temas, más repetitivos en su estructura, y en su concepción general; God knows it´s true supone un primer acercamiento al estilo definitivo de TFC, ese Pop brillante a la par que distorsionado del que han venido haciendo gala durante estas dos décadas. En algo intervendría también el hecho de que fue su primera producción con Don Fleming, artífice igualmente del sonido majestuoso de su Bandwagonesque (1991). El Ep se completa con dos temas instrumentales, Weedbreak y Ghettoblaster, reminiscencias de su disco anterior y sin duda restos de material a incluir en un single como éste. Y por otro lado So far gone, bonito tema de Gerard Love, como en la mayoría de sus composiciones, con una preciosa melodía como hilo principal las mismas. Desde el Retro-Visor de esta semana os dejo con este disco muy recomendable como transición sonora hacia el momento creativo más inspirado de la banda.
“The four-song stopgap EP God Knows It’s True bridges the divide between the molten proto-grunge of Teenage Fanclub‘s debut album A Catholic Education and the raggedly glorious power pop of the classic follow-up Bandwagonesque — their first effort with producer Don Fleming, it captures the band at a pivotal moment in their evolution, maintaining the loud, laconic guitar approach of their earliest material while allowing their melodic smarts to blossom as well. The title cut is the clear highlight, an irresistibly catchy gem (complete with guitar heroics) on par with anything in the Fannies‘ catalog; “So Far Gone” is nearly as good, bolstered by the crazed abandon of Brendan O’Hare‘s drumming. The two instrumentals, “Weedbreak” and “Ghetto Blaster,” are throwaways at best, but even clocking in at just under 13 minutes, God Knows It’s True is essential stuff for the faithful” (allmusic.com)
MySpace

22 agosto, 2009 Posted by | Música, Teenage Fanclub | Deja un comentario

Teenage Fanclub: A catholic education (1990); Creation, Matador

 
 
Hablar a estas alturas de Teenage Fanclub puede resultar no menos que reiterativo, en cuanto que la banda de Glasgow es, al menos para quien escribe, uno de los mejores grupos de todos los tiempos, y en especial de las décadas de los noventa y los dos mil, pero hoy vamos a dedicarle el Retro-Visor a los Fannies. Formados en Glasgow a finales de los ochenta, y con una formación estable desde entonces, con la única deserción de su batería original, TFC es una de las bandas que representa el resurgir del Indie en el Reino Unido. Reunidos en torno a la figura de Norman Blake, uno de sus guitarristas, el grupo se formó junto con Gerard Love y Raymond McGinley. Compositores los tres de todos sus temas, nunca han tenido reparos en reconocer todas sus influencias, comenzando desde Big Star pasando por The Byrds, The Beatles, Badfinger, Neil Young, Gene Clark, My Bloody Valentine, Dinosaur Jr., The Pixies, The Pastels, BMX Bandits, Eugenius … reflejándose ésto en las numerosas versiones con las que han ido engrosando todos sus sencillos, o sus conciertos. Éste A catholic education es su primer larga duración, disco interesante aunque no el mejor de su carrera, pero en el que se apuntan todas sus inquietudes sonoras y la que será su forma de entender la música en posteriores trabajos. Se trata de un disco más próximo al Noise-Pop, el pedal de overdrive de sus guitarras está casi siempre al máximo; los ritmos a veces son algo arrastrados, cercanos al Lo-Fi y a la invasión Grunge; pero sus melodías y sus juegos vocales son perfectos en cada uno de sus temas, característica ésta que sí conseguirían conservar con el paso de los años y los discos, convirtiéndose en una banda que sin ser un grupo de culto ni tampoco unas super-stars del stablishment musical, siempre han estado ahí, con un innumerable grupo de seguidores (entre los que me incluyo) y un puñado de álbumes en los que casi nunca han bajado el listón creativo, llevando adelante una carrera musical más que coherente.
El mejor tema no sólo de este álbum, sino acaso de toda su carrera, es Everything Flows (piénsese lo que se quiera sobre su contenido), precioso tema de ritmo cansino, remarcable melodía y letra que se convirtió en uno de sus clásicos. Le acompañan Heavy Metal, Heavy Metal II, temas instrumentales ambos. Catholic education, Catholic education II, con una cierta carga crítica (curioso porque la banda no suele caracterizarse por ello precisamente). Otros temas destacables son Everybody´s fool, Eternal light, Critical mass, Too involved, Don´t need a drum o Every picture I paint. Como dijimos anteriormente, sin ser el mejor disco de su carrera, sí se apuntan en él muchos de los elementos y de su forma de entender la composición que marcarían su carrera posterior, en particular con Bandwagonesque (1991), su primera obra maestra. Recomendable.
MySpace

21 marzo, 2009 Posted by | Teenage Fanclub | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: