The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

Malakai: Ugly side of love (2009), B-Block, Invada

He de deciros que este debut del dúo de Bristol es uno de los discos que más me ha llamado la atención en lo últimos tiempos. Sin crear nada realmente nuevo, Malakai reinventa un género algo estancado ya en los últimos tiempos, dándole bríos renovados, y ya hay gente que los ha bautizado como Post-Trip Hop. Dejando a un lado las etiquetas, lo cierto es que este Ugly side of love es un divertimento total, un rendido homenaje a una serie de sonidos que siempre han estado a nuestro lado; es la sensación de pensar “esto ya lo ha oído yo en alguna parte”, sensación que probablemente sea cierta, ya que Malakai ha utilizado la conocida técnica de “cortar y pegar” (que tan buenos resultados le diera, por ejemplo a Beck a mediados de los noventa) para recrearnos un universo sonoro que va desde el Soul al Ska, pasando por la Psicodelia, el Pop, el Funk o las bandas sonoras de las películas de serie-B o las de vaqueros.
“Think Mellow Gold-era Beck crossed with The Kinks!” “Sounds like a lost 1960s classic by David Axelrod and Shuggie Otis!” “Imagine if Lee Scratch Perry produced The 13th Floor Elevators!” The imaginary-collaboration brigade have already had much fun with the mysterious Bristolian duo known as Malakai, with confusing results. A further potter round existing reviews reveals an even more perplexing array of assessments: “Reggae beats, eerie soul/funk and distorted samples!” “A realist blend of scratches, samples, sixties pop, psychedelic rock, soul, breaks and beats!” “Spaghetti-western punk reggae!” (
God is in the tv)
Personalmente, no soy muy amante del Trip Hop ni semejantes (podemos encontrar temas por los que gentes como Gnarls Barkley matarían), pero en el disco hay tanta variedad, que no puedo dejar pasar sin mencionar algunos temas: How long es en mi opinión de lo mejorcito, un perfecto tema con un sampler que si no es de Cream, mucho se le parece, unido a una guitarra psicodélica perfecta. En una onda semejante está Snowflake, perfecto candidato a single, gran canción Pop con aires cool que se asimilaría a alguna de White Stripes. Otro de los mejores números es Another sun, canción que dudaría entre calificarla como cercana al Swimming London de unos Kinks del ´68 o al sonido del San Francisco más hippy; deliciosa. Blackbird es un corto ejemplo de sonido psicodélico. En fin, un disco de lo más entretenido y ameno, una paleta multicolor realmente contagiosa, que si no te atrapa por un lado lo hace por otro, ya que su variedad sonora es realmente espectacular.
MySpace

1 abril, 2009 Posted by | Malakai, Música | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: