Rec Centre: Times a billion (2013)

Times a Billion cover art

Jangle Flakes

Sentarse delante de tu ordenador/mesa de mezclas para realizar en tu propio hogar el que será tu segundo disco debe ser una sensación más que gratificante (especialmente para los músicos más o menos frustrados, como yo mismo). Alex Hudson (por fin descubrimos el verdadero nombre que se escondía tras Rec Centre), acaba de publicar este segundo trabajo siguiendo, más o menos las premisas del primero: Long weekend (TJB, noviembre 2010). A saber: instrumentación más o menos justa, siguiendo los patrones del DIY, samples de batería tomados de un Roland, pedaleras y lo más importante: un buen puñado de canciones.
Ése es el fuerte de Times a billion, las canciones, esa pieza fundamental que hace que un trabajo eleve o no su nivel. Comenzando por la contagiosamente feliz Missing out, una especie de gema de Drone-Pop con estribillo desarmante que es la mejor del disco; pasando por Look alive, corte de influencia más sobriamente Kraut; la ingeniosa Let´s get divorced!, Rafters, Indisposed… Hay que decir que la leve huella Shoegazer de su primer trabajo desaparece en pos de un Pop de tintes mucho más transparentes. Incluso nos podemos encontrar con influencias electrónicas: It won´t meant anything, Spary tan
Todas ellas tienen ese rasgo distintivo de las canciones de Alex, un cierto sentido positivo de las cosas, un cierto grado de amabilidad dominante en sus dos trabajos. Según he leído en alguna crítica, Times a billion contiene los elementos indispensables para convertirse en una perfecta banda sonora del verano: breves canciones brillantes, positividad, sencillez y energía. Yo diría que serían los componentes ideales para un anuncio de cereales. Cereales Jangle.

__________________________

“Rec Center’s full-length debut, Times A Billion, is easily categorized as bedroom-pop (all the songs are worked around electronic drum samples from a Roland TR-707). However, at every other turn, it fights against this and aims towards anthemic pop. Times A Billion is a fitting title for the resulting expansive and ambitious tone of these songs.
 “Let’s Get Divorced!” demonstrates how Rec Center uses bedroom-pop tropes in big ways. Hudson’s roommate/ producer, Jay Arner, offers streaks of electronic texture to the propulsive drum machine beat, which stays basically the same throughout — but you wouldn’t even notice. It’s Hudson’s keen sense of melody that guides the song around a couple of jangly guitar lines in and out of an ascending chorus. Textures and melodies slowly morph above steady rhythms, which give a trancelike sense of fluidity to the song’s pacing.
All the songs on Times A Billion are concise, catchy pop songs with distinct sonic fingerprints (see the nu-gaze krautrock of “Look Alive” or the muted synth-reggae of “It Won’t Mean Anything”). Despite Times A Billion’s relatively humble origins, it achieves a sense of grandeur (maybe because Hudson’s voice sounds eerily similar to that ofPhoenix’s Thomas Mars). But it’s this understated expansiveness that makes Rec Centre’s full length debut such a charm. It’s like those films about the vastness of space projected on the ceiling of the planetarium. There’s that impression of being dwarfed by something huge and mystifying, even if the reality is solely a well-executed spectacle” (Discorder)

Facebook / Descarga legal, pon el precio-Legal download, name the price / Buy Cassette

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .