The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

Alaska y Los Pegamoides: Otra dimensión/Bote de Colón/Salir (Single, 1981)

 

El segundo sencillo de Alaska y Los Pegamoides saldría al mercado enmedio de otra vorágine compulsiva dentro del grupo y con numerosas tiranteces entre casi todos sus miembros. Hasta tal punto llegan estas divergencias, que su sello discográfico, Hispavox, había decidido renovar el contrato con la banda contando tan sólo con Olvido, Ana Curra y Carlos, tomando a Nacho y a Eduardo como “músicos de acompañamiento”. Olvido y Ana tomaron entonces las riendas del grupo actuando entonces como managers y promotoras, contando con colaboraciones externas. Casi al borde del despido, Carlos Juan Casado (encargado de las relaciones entre grupo y casa) se sacó un as de la manga, y presentó a Hispavox un tema compuesto por Carlos titulado Bailando, asegurándoles que se convertiría en un bombazo, cantándolo incluso en inglés. Efectivamente, estuvo en lo cierto, y el tema se convirtió en todo un hit que catapultó a unos enfurruñados Pegamoides en una banda major, con todo lo que ello conlleva. A partir de aquí, se editó su primer Lp, titulado Grandes Éxitos (1982), y el resto de la historia ya no nos interesa demasiado. Otra dimensión es un bonito tema de aires Cure (Berlanga fue el rey del pastiche), interpretado a dúo por Carlos y Olvido, con un aire nostálgico-naif encantador. Bote de Colón es una canción en la que se toma partido por una electrónica incipiente y un ritmo medio-Ska medio-Disco; el irónico texto es de nuevo de Berlanga. Salir es algo más discordante con los otros dos temas del sencillo, y representa la faceta más gótica del grupo, la que mejor encarnaban la pareja Benavente-Curra.

Alaska y Los Pegamoides – Otra dimensión/Bote de Colón/Salir (Single, 1981)

“Como si de un collage se tratara, los Pegamoides nos proponen en esta segunda dosis un trabajo con elementos de diferentes texturas, de buena calidad, de nuevo con historias y paisajes fantásticos como nexo de unión, pero de naturalezas algo dispares.
En “Otra dimensión” se llevan de viaje hiperespacial a Robert Smith para mostrarle cómo a esa velocidad también se pueden cantar las penas. “Bote de Colón” es una maravilla kitsch de la electrónica emergente que, al más puro estilo pop-art,se basta de elementos sencillos (letra simple, la música de las palomitas y un falsete) bien dispuestos para poner en entredicho algo tan en boga como la fama. “Quiero salir”, aflamencada, tensa y claustrofóbica, supone la aparición de su vertiente gótica, con buen resultado, pero algo discordante frente al resto de temas.
La tónica sigue, por tanto, una línea continuista respecto al primer trabajo (tan sólo rota por el ya mencionado calado siniestro del último tema), exprimiéndose la misma fórmula de letras nada pretenciosas repletas de contenido, y envueltas en ritmos pegadizos e intensos, acertando otra vez de lleno”
(
lafonoteca.net)

La Fonoteca-Alaska y Los Pegamoides

31 julio, 2010 Posted by | Alaska y Los Pegamoides | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: