The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

The Kinks: The Kink Kontroversy (1965)

 

El tercer álbum de The Kinks es el protagonista de nuestro Retro-Visor de hoy. Este disco, sin ser uno de los mejores de su discografía, se convirtió en algo así como un álbum de transición entre su primera etapa, en la que prestaron atención a composiciones ajenas, en especial de Rythm´n´Blues; y su etapa de consolidación como una de las mejores bandas del Reino Unido, dando paso a un álbum repleto de composiciones propias (sólo hay una versión). A partir de aquí, The Kinks se convirtieron en uno de los principales baluartes del Pop británico y de alguna manera en cronistas oficiales de la escena musical británica con un  sinfín de canciones de aire costumbrista. The Kink Kontroversy es, entonces, esa especie de álbum de transición. El disco se grabó entre el 23 y el 30 de Octubre de 1965, y se publicó el 26 de Noviembre del mismo año. Pese a su comienzo enérgico, con la versión de Milk cow blues, cantada por Dave, o Gotta get the first plane home, el tercer corte; en la música del grupo se dejaban ver ya nuevos aires. Ese cambio se puede reflejar en la maravillosa Ring the bells, un tema mucho más intimista y delicado, cercano al Pop que se establecería posteriormente. When I see that girl of mine es continuista con esa nueva visión del Pop ya apuntada. I am free es la declaración rollingstoniana de independencia de Dave Davies. Till the end of the day es el mejor tema de la colección: Canción de inmediatez contagiosa y letra desenfadada que muestra la faceta más brillante de compositor de temas intemporales de Ray Davies, genio compositor del siglo veinte. El riff de guitarra tiene mucho de su primer éxito, You really got me, pero éso poco importa, porque tanto una como otra son verdaderos temazos. The world keeps going around es un tema de Pop más arrastrado y señal de que el sonido de The Kinks ha cambiado. I´m on an island es el clásico tema de Ray con esa pizca de humor satírico y cargado de mala leche, en esta ocasión hablando de la soledad. Con temas como éste construirían posteriormente obras como The Kinks are The Village Green preservation society, álbum de 1968 y una de sus obras cumbre. Where all the good times gone es otro gran tema con un estribillo de esos imposibles de olvidar. It´s too late es de las más flojitas del disco, pero poseee la curiosidad de que tiene a Shel Talmy, el productor del disco, a la guitarra, y a Ray a los mandos de la mesa de mezclas. What´s in store for me y You can´t win son temas algo menores y no aportan demasiado a la colección. The Kink Kontroversy se convierte, pues, en el disco de transición a las obras mayores del grupo, quienes a partir de aquí se convertirían en una banda de álbumes, y no sólo de canciones o singles, como hasta ahora había venido sucediéndoles.

The Kinks – The Kink Kontroversy (1965)

“Before you proceed any further, ask yourself why you are reading this. Surely, the important thing is not to read about, but to listen to, the LP? It is because you are attracted by the look of the four young men enticing you to sample some KINKS KONTROVERSY? Or is it because you hope that by reading something on the back of an album cover, it will make you desperately want to buy what is inside?
Maybe you are simply hung up on the Kinks. If you are, then you are wasting valuable listening time reading what is, after all, only the designer’s fill-in on the back. And, you should really be gazing, enraptured, at the photograph of Ray, Dave, Pete and Mick on the other side.
Should you be idly browsing through a stack of LP sleeves without the slightest intention of buying anything, read on. It will help absorb a few brief seconds of your life. And who knows, your curiosity might even be sufficiently aroused for you to want to hear this LP.
For the uninitiated–and it is conceivable that there may be one or two people around who still aren’t hip–the Kinks compromise two brothers, Ray and Dave Davies; a bassist by the name of Peter Quaife, and a drummer, Mick Avory. They are four seperate identities and four conflicting personalities. Yet, somehow, they gell with a magnetism and force that has made them not only one of the country’s most consistent groups, but gathered them hordes of followers throughout Germany, Scandinavia, France and America as well.
Ray, is one of England’s most enlightened songwriters. His lyrics are very simple, to the point of being basic. They mask the complex character that evolves them.
Dave’s main preoccupation is the diverse pursuit of happiness. But, he too, swings between the extremes of frustration, elation and black boredom.
Peter Quaife is everybody’s friend. Rarely upset, he regards being a Kink infinitely preferable to being a commercial artist–his former occupation.
Mick Avory is at his happiest when he is drumming. He says little, and drums a great deal.
But enough is enough. Now is the fatal moment of decision. Take out the LP, listen and buy. You won’t be disappointed. You never are with the Kontroversial Kinks”
(Michael Aldred, Contraportada del álbum)

The Kinks Unofficial Page

17 julio, 2010 - Posted by | The Kinks

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: