The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

Cornershop: Judy sucks a lemon for breakfast (2009), Ample Play

Como no nos cansamos de repetir en este blog, llegado cierto momento, muchas bandas digamos que “supervivientes” obtienen cierta licencia para hacer más o menos lo que quieran, sin temor a caer en la autocomplacencia o en la repetición sonora. Esto es lo que ocurre con este disco de Cornershop, Judy sucks a lemon for breakfast (2009), bonito y curioso nombre que puede llevarnos a pensar en lo agridulce de su escucha; nada más lejano de la realidad. Si bien Cornershop andaban bastante alejados del panorama musical desde su Handcream for a Generation (V2, 2002), parece ser que ese retiro les ha sentado particularmente bien, puesto que han facturado un larga duración bastante ameno en su escucha y con algunos temas más que interesantes. Sin llegar al espíritu de experimentación sonora-multiracial de su When I was born for the 7th. time (Everlasting, 1997), y tras superar su errático Handcream for a generation (V2, 2002), este disco viene de alguna manera, a consolidar el sonido de Cornershop, liderados por el tándem Tjinder Singh y Ben Ayres, tendero y lugarteniente de esta tienda de la esquina. Sería imposible resistirse a la rockista Who fingered Rock´n´Roll, impecable y contundente tema de perfecta estructura Rock, muy a lo StonesPrimal Scream-The Charlatans, todo ello aderezado por el contrapunto del sitar de Ayres. La fórmula Pop sencillo, bonita melodía y contrapunto de sonidos hindúes se repite en esta ocasión con Soul school. Judy sucks a lemon for breakfast es otro buen tema Pop al que en esta ocasión se le ha añadido además sección de metales. Free love es un tema de cierta agitación sonora y mezcla de elementos musicales de diversos orígenes, un tanto extensa, en nuestra opinión. The roll off characteristics (of history in the making) vuelve a retomar la senda del Pop como single de éxito, fórmula garantizada desde su celebérrimo Brimful of asha. The mighty Quinn es la versión elegida para este álbum: briosa y enérgica rendición al tema de Dylan popularizado por Manfred Mann, perfecta adaptación para el estilo de Cornershop. Chamchu es otro tema fronterizo, mezcla de sonoridades tamizadas por la batidora tendera. The turned on truth (the truth is turned on) es la verdadera laguna del disco: Primero, por su excesiva duración, y segundo por las voces femeninas estilo Godspell que aparecen, rindiendo una cierta pleitesía a algún clásico del género. Realmente no entiendo la costumbre de ciertos grupos-cantantes de hacerse acompañar de este tipo de acompañamiento vocal-femenino, que le da al tema un aura de sonido-adulto-norteamericano que no pinta nada en su música. Dieciseis minutos de música que en realidad sobran. Como casi todos los discos de Cornershop, la regularidad no es su principal característica, pero la nota media de sus temas es de notable alto y en él podemos encontrar varios temas por encima de la media. Bastante recomendable.
“Given Cornershop‘s extended seven-year layoff, it’s not unreasonable to expect Judy Sucks a Lemon for Breakfast — the group’s first album since 2002’s Handcream for a Generation — to be somewhat of a reinvention for a group that specialized in ever-shifting change in the ’90s. As it turns out, Judy finds Cornershop riding a very, very comfortable groove, replicating the sound of feel of the bright, boogying Handcream while stripping away any of its intensity. That means that this is the friendliest batch of neo-glam to come down the pike in quite some time, never catching fire but never really striking a match, either, and it’s the least adventurous dose of eclecticism, too, with nary a sitar, Mellotron, or sample out of place. Familiarity may often breed contempt, but not here, because there’s a palpable sense of happiness running through the music — not something that’s exuberant, but rather mellow and colorful. By now, Cornershop‘s blend of ’60s pop, ’70s rock, and ’90s multi-culturism feels as retro as their inspirations, but that’s only because the world has moved on to other fashions while the band has not. Instead of redefining their world, they’re happy to cultivate their own little garden, and when the fruit is as pleasing at this, it makes sense” (allmusic.com)
MySpace

24 agosto, 2009 Posted by | Cornershop | 1 comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: