The JangleBox

Indie, Noise, Shoegaze… Music

The Vera Violets: The Vera Violets (2009), Safranin Sound

Ésta es la segunda presentación en disco del ahora trío de Florida The Vera Violets, que irrumpieron hace algún tiempo en el panorama como una banda shoegazer y que con este segundo álbum pretenden oscurecer algo más su sonido, darle una vuelta de tuerca hacia panoramas más arcanos, algo así como acercarse a unos The Fall o Joy Division. Para ser completamente sincero en estas reseñas que añadimos a los posts de discos, he de deciros que el disco me resulta un tanto plúmbeo, denso, se abusa demasiado de los medios tiempos, de los ambientes oscuros y de los muros de guitarras. Ello no quiere decir nada malo, como siempre digo, ésta es una opinión personal e intransferible, y a buen seguro que habrá miles de seguidores de la banda y de este tipo de sonidos que disfrutarán con este disco. Personalmente, he extraído tres temas que salvar de la quema: Lady Satania, Electric serpent y Dead river. Lady Satania es algo así como un relato de Love and Rockets pasado por la turmix de Black Rebel Motorcycle Club de sus primeros tiempos. No está mal. Dead river es un curioso tema que, por disparatado que parezca, a mí me suena a algo de Neil Young, bien sea por el desarrollo sonoro de la canción o por su estructura. Y para terminar, la que opino que es la mejor de la colección, Electric serpent, un tema algo más animado y de clara inspiración Shoegaze, muro de guitarras, overdrive y reverbs a tope, y cierto tono reiterativo muy en la línea de los gurús del género. Sin duda la mejor de un disco que, si bien no pasará a la historia de la música, puede representar un entretenimiento sonoro para amantes del género Post-Punk, Gótico o Shoegazer. Por cierto, en su MySpace podéis oír el álbum entero en stream.

“Starting out five years ago as eye-lined, black-haired kids playing in an acclaimed shoegaze band, The Vera Violets have returned as masters of darkness with the band’s latest self-titled effort. Never forgetting the band’s fuzzed-out, echo droned roots, The Vera Violets burst from the rabbit hole once again wearing the cloak of shoegaze. Like a Dr. Seuss story twists nuances of rhyme and alliteration, the band’s newest album turns gradients of gray to black, with brilliant bursts of lullaby lights. After a transcendent one-two punch in the first tracks, the third song, Dreams of Zena is essentially a love letter featuring a guitar solo reminiscent of a dream alarm clock. It’s the kind alarm that takes you into another dream. What follows are tracks synthesizing The Vera Violets past and present, offering the kind of fuzz and buzz you can only get from a band that equally loves Shoegaze, Psychedelia and Rock N Roll. Now a three-piece, the band’s most cohesive effort could not have been without mates Neal McCamis: guitar, bass, synthesizer and back-up vocals; and Bryan Thompson: drums and bass. Jonathan Beadle is the lead singer, producer and also played guitar, bass, synthesizer and tambourine on the self-titled release”. (Nota de su MySpace)
MySpace

3 julio, 2009 Posted by | Música, The Vera Violets | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: