Engineers: Three fact fader (2009), Kscope

Cuando enmedio de la vorágine de grupos que solemos oír nos encontramos con un álbum de cerca de una hora… la verdad es que nos resulta un tanto chocante. Pero la sensación que da al oírlo no es ni mucho menos la de un disco largo. Antes al contrario, los trece temas que conforman Three fact fader, segundo disco de Engineers, van pululando y saltando en el reproductor con bastante soltura y naturalidad. Grabado en 2007, tras pasar por varias vicisitudes discográficas, recalan en Kscope para editar dos años más tarde uno de los álbumes que confirman la teoría de que el Shoegaze ha vuelto, y lo ha hecho con paso firme. Éste es un disco en el que cada uno de sus temas contiene un auténtico muro de sonido, más o menos distorsionado, dependiendo del tratamiento sonoro que le hayan querido regalar a sus temas. Este muro está a menudo reforzado con elementos electrónicos, siempre en un plano secundario, pero sirviendo para dar consistencia a los mismos. El final es una mezcla de todos esos elementos apuntados, dando como resultado un sonido realmente personal. Las referencias son inevitables: Cocteau Twins, My Bloody Valentine, Ride, Deerhunter… pero Engineers han sabido conjugarlas y darles personalidad propia. Vendría a resultar algo así como si Jack Nitzche hubiera tomado los mandos de la mesa de mezclas y hubiera producido un álbum de Pop en este siglo ventiuno, contando con todos los adelantos, trucos y tecnología actual. Un disco en el que puedes encontrar variedad de matices que en otras escuchas quizás no habrías captado. Su inicio es más que prometedor, Clean coloured wire, una pieza mezcla de Shoegaze con electrónica que forma un muro excelso de distorsión. Continúa con Sometimes I realise, en sintonía con la anterior. International Dirge es un pequeño homenaje a Ride. Hang your head es la más Pop de todo el álbum, junto con Three fact fader, si bien nunca se pierden esos ambientes-noise que acompañan a todo el álbum. Disco bastante recomendable.

“Engineers are back. Four years after the release of their landmark debut, the band return with their epic second album, Three Fact Fader.The 13-track album was produced by the band along with Ken Thomas (Sigur Ros, M83, Maps) over a period of two years, with the final tracks being completed earlier this year. It comes packaged in stunning artwork by legendary music photographer Tom Sheehan. Engineers are not like any other band. On stage Simon Phipps is the singer, Dan Macbean is the guitarist, Mark Peters is the bassist and Sweeney is the drummer, but the real clue is in their name: they approach their music like engineers, carefully constructing wonderful walls of sound. Following the rapturous reception that greeted their mini-album Folly in 2004 and debut Engineers the following year, its taken them a long time to build their epic second album, Three Fact Fader. After initial recording sessions, Engineers became unwitting victims of record company restructuring and the album was left in limbo, unfinished until the band reconvened earlier this year, largely motivated by public support. The band have now found a home on Kscope and at long last the album will be released.” (The Passion of Indie Music)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .